martes, noviembre 29, 2005

Una historia de violencia

Esta semana he podido disfrutar con la última obra de David Cronenberg. Protagonizada por Viggo Mortensen (el montaraz Aragorn de la trilogía del Señor de los Anillos) la película narra la vida de un hombre aparentemente normal, con una vida sencilla, en un pueblo estadounidense apartado de las grandes urbes. Tom Stall, así se llama el protagonista, está casado, tiene dos hijos, trabaja en una cafetería de la que es propietario y tiene las preocupaciones de un padre de familia, como aliviar las pesadillas nocturnas de su hija menor o interesarse por los exámenes de su otro vástago.

Un buen día unos atracadores sanguinarios entran en su cafetería con la intención de robar y matar a todo aquel que se mueva. Tom saca un instinto "heroico" y elimina rápidamente a los criminales. Desde ese momento se convierte en centro de informativo, pasando de un simple hombre de pueblo a un héroe nacional. A los pocos días unos mafiosos con Ed Harris a la cabeza aparecen en la cafetería creyendo que Tom es un antiguo colega de negocios. La vida tranquila de Tom se tambalea y su pasado amenaza con emerger.

La película te engancha desde el comienzo, con una escena inicial que cuadraría perfectamente en un hipotético Pulp Fiction II de Tarantino, y no te suelta hasta el brillante final que por supuesto no desvelaré. Entre medias una hora y media de metraje con escenas memorables, como el relato de Ed Harris a la mujer de Tom o la bronca del propio Tom a su hijo.

Viggo Moternsen realiza una gran actuación, aunque no alcanza el nivel del fantástico Ed Harris que borda la interpretación. Pero por supuesto la gran protagonista es la historia propiamente considerada, una violencia de fondo, presente en todo momento, latente en algunas ocasiones, explosiva en otras. Algunos toques, muy justos, gores que añaden sangre a la trama y escenas de sexo en ocasiones apasionado y en otras llevado por la ira (sexo apurando en una escalera) que aumentan la intensidad de la película. El título de la película no engaña, pero ojo, olvídate de la Matanza de Texas, esta violencia es mucho más sugerente.

Quizás se eche de menos algunas pinceladas que retraten mejor el pasado del protagonista y su relación con Ed Harris. Y puede que los últimos 20 minutos sean demasiado rápidos en contraste con la pausa que reina todo el film. Pausa que vuelve a renacer en la escena final que supone un cierre magnífico a la historia.

Recomendable 100%

3 Comentarios:

El 29 noviembre, 2005 14:44, Anonymous Kids dijo...

Deja de piratear coño.

¿O eres de esos raros que todavía van al cine? Que sepas que las palomitas tienen un huevo de grasa más que las normales.

 
El 29 noviembre, 2005 21:47, Blogger Dardo dijo...

Por supuesto que voy al cine baby.

Pero reniego de las palomitas en las salas.

 
El 22 diciembre, 2005 03:08, Anonymous Darko dijo...

La película más floja de Cronenberg dardito, pero de lejos...la historia no se la cree nadie, lo ú nico bueno que tiene es un revolcón de furia y una mirada final que te dice todo y nada.

 

Publicar un comentario

<< Home